Con la finalidad de mejorar su experiencia de navegación esta web contiene cookies.

Ok Más información

957 100 871 mgoabogado@icacordoba.es C/ La Bodega, 8, 14008, Córdoba

La moratoria de la deuda hipotecaria en tiempos del coronavirus

La moratoria de la deuda hipotecaria en tiempos del coronavirus

¿En qué consiste la moratoria de la cuota hipotecaria durante la vigencia del estado de alarma?

Con el fin de garantizar el derecho a la vivienda de los deudores hipotecarios en situación de especial vulnerabilidad que hayan visto afectados sus ingresos a consecuencia del COVID-19, el RD-Ley 8/2020 prevé en sus artículos 7 a 16 la posibilidad de suspender el pago de la cuota del préstamo hipotecario, así como de los intereses y cláusula de vencimiento anticipado. Para ello deben cumplirse un requisito subjetivo y otro objetivo:

En primer lugar debe tratarse de deudores hipotecarios en situación de especial vulnerabilidad. Es decir, aquellas personas que pasen a una situación de desempleo o, en caso de ser empresarios o autónomos,  sufran una pérdida importante de sus ingresos una caída sustancial de sus ventas.

En el RD-Ley 8/2020 se recogen aquellos supuestos en los que se entiende que la unidad familiar se encuentra en situación especialmente vulnerable a consecuencia de la pandemia.

Asimismo, también se encuentran recogidos en estos supuestos aquellas unidades familiares que, en el mes inmediatamente anterior a la solicitud de la moratoria, no hayan percibido unos ingresos superiores al límite de tres veces el IPREM. Ello supone una media de 1600 euros mensuales apropiadamente.

Este límite del IPREM se verá incrementado por hijo a cargo en 80,67 euros en caso de familia monoparental y de 53,78 euros por cada persona mayor de 65 años que forme parte de la unidad familiar.

Igualmente se prevé un incremento del límite a cuatro veces del IPREM para el caso de que algún miembro de la unidad familiar tenga declarada una discapacidad superior al 33%.

También se prevé como supuesto de especial vulnerabilidad que la cuota hipotecaria más los gastos y suministros básicos supere 35% de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar.

En segundo lugar, debe tratarse de cuotas de préstamo hipotecarios destinados a la adquisición de vivienda habitual. De esta forma, se excluye la moratoria en el pago de cuotas por préstamos hipotecarios destinados a la compra de vivienda vacacional o de local de negocios, por ejemplo.

¿Cómo se solicita la moratoria en el pago de la cuota hipotecaria?

En el artículo 11 del referido Real Decreto-Ley se establece la necesidad de acreditar la circunstancia de especial vulnerabilidad mediante la presentación ante de la entidad bancaria de la siguiente documentación:

  1. a) En caso de situación legal de desempleo, debe presentarse un certificado expedido por la entidad gestora de las prestaciones, en el que se recoja la cuantía mensual percibida en concepto de prestaciones o subsidios por desempleo.
  2. b) En caso de cese de actividad de los autónomos, mediante certificado expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, en su caso, sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado.
  3. c) Número de personas que habitan la vivienda:

-Libro de familia o documento acreditativo de pareja de hecho.
-Certificado de empadronamiento relativo a las personas empadronadas en la vivienda, con referencia al momento de la presentación de los documentos acreditativos y a los seis meses anteriores.
-Declaración de discapacidad, de dependencia o de incapacidad permanente para realizar una actividad laboral.

  1. d) Titularidad de los bienes sobre los que recaiga el préstamo con garantía hipotecaria:

– Nota simple del servicio de índices del Registro de la Propiedad de todos los miembros de la unidad familiar.

-Escrituras de compraventa de la vivienda y de concesión del préstamo con garantía hipotecaria.

  1. e) Por último, será preciso acompañar una declaración responsable del deudor o deudores relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos para considerarse sin recursos económicos suficientes según este real decreto-ley.

En este último punto debe tenerse en cuenta que aquellas personas que se acojan a la moratoria del abono de la cuota hipotecaria sin reunir los requisitos establecidos será responsables de los daños y perjuicios ocasionados, así como de todos los gastos generados por la aplicación de estas medidas de flexibilización, sin perjuicio de las responsabilidades de orden penal (artículo 16).

Una vez presentada esta documentación, la entidad bancaria dispone de un plazo de 15 días para proceder a su implantación, dando cuenta de ello al Banco de España.

¿Cuál es el plazo de presentación de solicitudes y duración de la moratoria?

Las solicitudes deben presentarse desde el 19 de marzo de 2020 hasta 15 días después desde del fin de la vigencia del Real Decreto-Ley 8/2020 –el 3 de mayo de 2020-.

Por otra parte, nada dice el Gobierno sobre el plazo de duración de la moratoria en el pago de la hipoteca. En este sentido, el artículo 14 establece que: “conllevará la suspensión de la deuda hipotecaria durante el plazo estipulado para la misma y la consiguiente inaplicación durante el periodo de vigencia de la moratoria de la cláusula de vencimiento anticipado que conste en el contrato de préstamo hipotecario”.

Alicia Ariza Sabariego.

Abogada en ODESA ABOGADOS.  

Publicado el 25 de marzo de 2020 por Abogado Cláusula Suelo en:
Blog, Especialidad bancario